Boleto Machu Picchu
Para comprar sus boletos de entrada de manera segura y rápida
Conectarse

Presentación de Machu Picchu

Qué es el Machu Picchu.

Generalidades

¿Todavía es necesario presentar la famosa Ciudadela de Machu Picchu? En 1911, el arqueólogo estadounidense Hiram Bingham descubrió por casualidad esta Ciudadela que era habitada por una pareja de indios que cultivaban las terrazas. Este lugar, que por mucho tiempo siguió siendo un mito y que muchos buscaron en vano, está ubicado a 110 km de Cusco, en ese entonces capital del Imperio Inca. El nombre Machu Picchu significa en quecha, idioma local, la montaña vieja. Aunque el lugar es inmenso (172 edificios en 32 hectáreas), nunca fue descubierto por los conquistadores españoles que en ese entonces buscaban, no solamente oro, presente en numerosos lugares, sino también toda creencia y representación divina con el fin de destruirlas y de imponer la religión católica. El visitante que llega a la ciudadela se dará cuenta muy rápidamente del por qué: el lugar es totalmente invisible desde el valle y, finalmente, recién casi al llegar a la cima se le puede ver.

Hasta hoy, debido a que la civilización inca no conocía la escritura, no se sabe casi nada de Machu Picchu. ¿Era una fortaleza contra las invasiones de las tribus amazónicas, un santuario religioso o un lugar de culto consagrado al dios sol que era tan venerado entonces? ¿O era un refugio para las Vírgenes del Sol o simplemente un lugar de veraneo para el Inca?

Muchos opinan que Machu Picchu es sin lugar a dudas el monumento precolombino más espectacular de América del Sur. En 1983, el sanctuario fue declarado por la Unesco Patrimonio Cultural de la Humanidad. En julio de 2007, fue elegido como una de las 7 nuevas maravillas del mundo.

¿Qué es la visita de Machu Picchu?

El tour está abierto a todos, de cualquier edad, los 365 días del año. Comienza en Cusco con un viaje en tren, a través del Valle de Urubamba, hacia Aguas Calientes al pie de Machu Picchu. El tren por si solo es un encanto y este trayecto de 120 km atraviesa pequeños pueblos y bordea el río Urubamba durante casi todo el camino. Al llegar a la estación de Aguas Calientes, solamente un bus y 20 minutos lo separan de la Ciudadela. La visita guiada por un profesional le permitirá apreciar mejor su estancia en este lugar casi mágico y que durante siglos guardó tantos misterios. Al terminar la visita, algunos preferirán visitar la montaña vecina, el Huayna Picchu y sus ruinas. Después del almuerzo, algunos decidirán regresar a Cusco en tren; otros preferirán quedarse un día más y dormir en Aguas Calientes, posiblemente para visitar una segunda vez la Ciudadela y, por qué no, admirar la salida del sol en Machu Picchu.

 

Le invitamos a hacer esta fabulosa e inolvidable visita y ver una leyenda, un misterio, una maravilla y siglos de historia en tan sólo un día.